Naturaleza con mis hijos, ¿cómo los separo de la tele?

“¡Compartir alegrías, recuerdos y otros momentos en familia!”, es el sentimiento que todos queremos y debemos mostrar en nuestro hogar. Pero la realidad es que muchos niños no comparten en familia por estar atentos a un acompañante: la televisión. ¿Qué puede ayudarte para conseguir que tus niños sean equilibrados en este aspecto?

Claves para separarlos de la televisión

Muchos padres dicen de sus hijos: “Apenas llegan a casa, toman el control y encienden la tele”. Otros padres también dicen: “no apagan la tele hasta la hora de dormir. Por eso, separarlos de la tele para relacionarlos con la naturaleza, no parece tarea fácil. ¿Qué consejos te ayudarán a mantener el equilibrio? Estos son algunos tips.

  • Regula el tiempo de estar frente al tv. Tenemos que conocer cuánto tiempo le dedican los niños al hábito de ver televisión. Si nos damos cuenta de que es demasiado tiempo es necesario hacer algunos cambios. Para saber esto, algunos padres toman nota de las horas que están frente a la tele durante una semana. Los resultados pueden ser sorprendentes. Pero al mismo tiempo, indica si es necesarios hacer algún ajuste.
  • Disminuye el tiempo frente a la tele. Si nos damos cuenta de que los niños están muy enfocados en la tele, sabemos que les causará daño. Para ayudarlos hay que equilibrar el hábito de ver tele con otras tareas. Muchas de estas actividades pueden realizarse en familia. Por ejemplo, la música, el arte y otras similares. Si diariamente reducimos treinta minutos a la televisión, tendrá quince horas libres mensualmente para compartir con la familia.
  • Planifica lo que verán en la tele. Si quieres que tus niños tengan interés por la naturaleza y no solo por la tele, hay trabajo por hacer. Sin embargo, puedes utilizar algunas herramientas que algunos programas te permiten. Entre ellos, se pueden destacar los que están relacionados con ambientes naturales. También los que hacen publicidad a animales poco comunes. Así vas a interesándolos en conocer otras cosas.
  • Ayúdalos a entrenarse para conocer el campo natural. Es posible ayudar a los niños que aman mucho la tele. Una manera de hacerlo es cuando se les dedica tiempo para compartir en actividades fuera de casa. Puedes llevarlos a caminar un poco todos los días, o varios días en la semana. Cada vez que les das la oportunidad de encontrar distracción en otros ambientes, los separas de la tele. En poco tiempo vas a tener buenos resultados.
  • Planifica una salida hacia la naturaleza. Luego que se ha realizado la primera parte del trabajo es momento de ir a la práctica. Para hacerlo, puedes programar un paseo hacia la naturaleza. Sin embargo, es importante comenzar con la publicidad en la casa. Pero con buena planificación será mucho más fácil que los hijos anhelen el momento. Si despiertas interés por el paseo, invitas a los amigos cercanos y tienes buen ánimo, vas a tener éxito.
  • Aprovecha los beneficios de mantener el equilibrio con la tele. Mantener el equilibrio a la hora de ver televisión es fundamental para que las familias estén unidas. Si los niños pasan la mayor parte de su tiempo viendo televisión, la unidad familiar se verá afectada. Si dedicas tiempo a despertar el buen ánimo hacia la naturaleza, ellos lo sentirán. Ayúdalos a que se desarrollen en un ambiente agradable y refrescante para la familia.