10 temas absurdos que puedes hablar en un ascensor

Cuando entramos a un ascensor, lo primero que se hace regularmente es saludar, una vez adentro, las personas tienden a permanecer callados, se ubican en un sitio determinado y empiezan a mirar para todos lados, hasta desvían la mirada hacia cualquier parte del ascensor y tratan en lo posible de evitar el contacto visual con cualquier persona extraña que se monte. Puede ser, que alguno que otro acompañante haga comentarios breves, para romper el silencio como, hace calor, aquí no cabe más gente o hoy el día amaneció nublado.

Pero, porque no hacer este trayecto corto del ascensor, un poco divertido. Puedes iniciar una conversación, comentando algo absurdo sobre un tema que provoque cierto interés a las personas que te acompañan, haciendo que se rían y respondan. Cómo son cosas simples no importará si no se concluye porque ya llegaron al piso de su destino.

Para orientarte, de ciertas conversaciones que puedes iniciar cuando abordas un ascensor, aquí te damos algunas sugerencias, sobre diversos temas absurdos que te ayudarían a romper el hielo, entre las personas sean conocidas o no.

Prueba con alguno de estos temas:

  • Que harías si viajaras a otro planeta y te encuentras con otra persona físicamente igual que tú. Seguro que te asustas y te regresas.
  • ¿Por qué miran tanto el celular?, si en este ascensor no tienen señal. Será que es bonito.
  • ¿Qué opinan ustedes sobre la existencia de la gallina?. ¿Quién llego primero el huevo o la gallina.?
  • Dicen que los hombres son los que mandan, pero será en la luna porque en mi casa manda mi mujer.
  • La vida de un gato debe ser relajada, no le preocupa morir. Ya que ellos tienen siete vida.
  • Cuando queremos conciliar el sueño, nos ponemos a contar oveja. ¿Será que las ovejas cuentan personas?
  • Al meternos a la playa y por casualidad, tragamos agua decimos ¡oye está salado! Será que creemos que el agua es del grifo.
  • A que se debe que la luna tenga tantos huecos, será que fue bombardeada por extraterrestres.
  • Cuando me doy un golpe en el codo del brazo, me da un corrientazo. Será que puedo prender una bombilla con mi codo.
  • Cuando voy al spa a realizarme un sauna seco. Siempre salgo mojad@

Todos estos temas son muy apropiados, para iniciar una conversación en el ascensor, no necesitan de mucha atención. Son cosas superficiales, que no requieren que las personas piensen mucho para dar una respuesta y tal vez hasta irónicas. Pero, la finalidad es romper el silencio y promover un diálogo corto pero divertido.

Así, que si lo que se quiere es provocar, que las personas dejen la rigidez dentro del ascensor y no se mantengan en silencio, nada mejor que iniciar la conversación con temas absurdos que provoquen respuestas inmediata de las personas que están a tu alrededor, sin causar ninguna molestia.

Atrévete, a romper el silencio cuando te montes en el ascensor. Puedes inventar cualquier ocurrencia, el propósito es hacer que las personas se activen.