cocina

  • A quien no le ha pasado que, en más de una ocasión, cuando escuchamos la palabra “Fiesta”, de inmediato nos vemos en ella, celebrando, bailando al ritmo de la música, divirtiéndonos y pasándolo increíble, pero lo cierto es que cuando escuchamos la palabra BODA todo cambia. En primeras, porque como mujer piensas en ese gran día, y si tú no te has casado todavía, te pones a fantasear pensando en el día de tu boda, en cómo sería tu vestido, el banquete, tus invitados, y te ves caminando hacia el altar, con tu príncipe azul esperándote frente al cura para, por fin, decir “iSí, quiero!”. Pero bueno, ya que bajaste de tu nube, y te diste cuenta que tú no eres la novia, pero que esa boda a la que te han invitado puede ser una reunión inolvidable, llena de excelentes recuerdos, debes de considerar ciertas cosas antes de asistir. Y es que, más allá del vestido que te vas a poner ese día, algo que resulta un tanto tedioso para los invitados es: “El Regalo de Bodas”. Para esto existen múltiples opciones por las que puedes optar para regalar a los novios en ese día tan importante en sus vidas, y es que, es el momento más importante en la vida de una pareja, porque es cuando deciden enlazar su vida, para recorrer el camino juntos como marido y mujer. Es por eso, que lo más óptimo a regalar en estos casos, sean artículos para el hogar, que puedan servir y hacer más fácil su vida cotidiana a los, ahora recién casados. Primeramente, debes de tener un presupuesto, el cual destinarás únicamente para la compra del regalo. Ahora bien, ya que tienes definido cuánto quieres gastar en el regalo, lo siguiente es la compra. Aquí te sugiero que, primero...