origen

  • 7 diciembre, 2019

    Las luces del árbol de Navidad

    Para iniciar las navidades, la mayoría de las personas colocan en su hogar el árbol de Navidad, decorándolo con diversos adornos navideños. Y para darle mayor esplendor no pueden faltar las luces que lo iluminarán y embellecerán. ¿Cual es el origen de las luces del arbol de navidad? Sabias que esta tradición procede desde la época medieval cuando los germanos rendían culto al dios Odín adornando un árbol de encino con antorchas que simbolizaban al sol, la luna y las estrellas. Posteriormente en el cristianismo un misionero de nombre Bonifacio sembró un pino y lo adorno con manzanas y velas, donde las velas representaban la luz del mundo. Más adelante, estas costumbres fueron adoptadas por los hogares alemanes, donde para iluminar el árbol colocaban las velas de tal forma que se pegaran a las ramas y hojas, usando cera derretida o con agujas. Y así fueron modificando la forma de colocar las velas, empleando portavelas o farolillos. La decoración con luz de los árboles de Navidad, se extendió hacia Inglaterra, en el reinado de la Reina Victoria y a causa de la migración se fue proyectando hacia Norteamérica y Australia. Solo cuando apareció la electricidad en los inicios del siglo XX, fue que se inicio el cambio del uso de las velas de cera por la luz de los bombillos especiales para el árbol. Estas primeras luces de navidad, eran guirnaldas con 8 bombillos, fueron producidas por la compañía General Electric en Harrison, Nueva Jersey, EEUU. Cada portalámparas, tenía una bombilla de filamento de carbono de 2 candelas en miniatura. Estas se empezaron a usar a partir del año 1950 de manera usual en los hogares de clase media. Las luces de navidad con las que decoramos actualmente Las luces de navidad que hoy día utilizamos para decorar el árbol de navidad, no...
  • Todos los años para el mes de diciembre, se realizan los preparativos para adornar con motivos navideños los hogares, centros comerciales y algunos sitios populares para el deleite de todos. Una de las tradiciones y parte esencial en las navidades la constituye el árbol de navidad, que se instala en todos los hogares del mundo tanto natural como los pinos y artificial como los de plásticos, de vinil o metalizados. El origen nórdico del arbol de navidad Su aparición viene de las tradiciones nórdicas que era considerado como símbolo de la vida, que a lo largo de la historia se convirtió en un emblema de la navidad. Así, que diciembre específicamente a partir del día 8, los hogares de gran parte del mundo colocan su árbol de Navidad y lo decoran con diferentes adornos de acuerdo a sus posibilidades y gustos. La mayoría de las personas, montan y adornan el árbol de Navidad de forma ritual o porque su familia siempre lo hace, o sea viene de generación a generación. Nunca se han preguntado: ¿Por qué adornamos o decoramos el árbol de Navidad? Aprendiendo un poco de historia, la tradición de adornar el árbol de navidad viene, de Alemania y Escandinavia del siglo XVI y XVII, expandiéndose a otros lugares Europeos. Todo se inicia cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, y vieron que los pobladores celebraban el nacimiento de Frey, dios del sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne en la fecha próxima a la navidad cristiana. Este árbol simbolizaba al árbol del universo. Después de la evangelización de esos pueblos, se adopto la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Jesús. Cuentan que un evangelizador de Alemania, llamado San Bonifacio, plantó un pino que por ser perenne simbolizó el amor a Dios, lo adorno...