¿Es seguro moverse y hacer turismo en bici por Barcelona?

La consentida de Gaudí, también es un lugar amigable con los ciclistas, su cultura de inclusión de diferentes tipos de transporte y normativa, son indicativos de que es seguro moverse en bici por Barcelona. Acompáñanos y te contaremos sus secretos para recorrerla más rápido que caminando.

Aprovecha tu tiempo en la ciudad, ahorrando dinero en transporte, haciendo ejercicio y cuidando el medio ambiente. Rueda y disfruta las calles de esta capital, siguiendo los siguientes consejos:

Que tipo de vehículo es mejor para moverte por la ciudad?

Al alquilar una bici, toma en cuenta características individualizantes, aquellas que permitan distinguirlas de las demás, para poder ubicarlas fácilmente. Estas particulares incluyen por ejemplo, colores brillantes y llamativos.

Si te gusta pedalear, y lo haces con frecuencia, prefiere aquellas de montaña, dependiendo del destino, el relieve de la ciudad, agradecerá los cambios de velocidades, que en algunos casos, pueden ser útiles.

Si no acostumbras a montar bici con frecuencia, y solo quieres vivir una experiencia diferente, existen bicicletas de motor, las cuales harán tu viaje más placentero y menos exigente físicamente.

Una vez seleccionado el tipo de equipo, verifica su estado, asegúrate que los frenos estén en buenas condiciones, que puedas ajustar el asiento a tu nivel, que este engrasada adecuadamente, y los neumáticos funcionan bien.

Asegúrate que la bicicleta cumple con la regulación vigente; La normativa municipal establece 3 cosas obligatorias y fundamentales: timbre, luz delantera blanca y luz trasera de color rojo, y casco para los menores de 16 años.

Hay muchas empresas de alquiler a las que puedes acudir entre ellas, Bicing, un servicio público del ayuntamiento, pensado para los locales, al cual se accede pagando una suscripción anual. Por ahora, no está disponible a turistas.

Cualquiera que sea tu empresa de alquiler de bicicleta, asegúrate de llevar candados adecuados, de manera de poder anclarla de forma segura y evitar robos.

Normas de circulación en bici por Barcelona

Barcelona ha sido pionera en la elaboración de regulaciones de tránsito que fomenta la sana convivencia de diferentes tipos de vehículos de movilidad personal, y el uso del transporte público.
Para ello, ha creado una ordenanza de circulación incluyente y ha delimitado zonas específicas de tráfico.

Las ciclovías regulares están demarcadas con un símbolo de bicicleta pintada en el pavimento, delimitada a ambos lados por una línea blanca continua. Si el carril tiene una raya discontinua en medio, significa que es doble vía. La velocidad máxima permitida es de 20 km/hr.

La ciudad ha clasificado las zonas de circulación llamándolas 30, 20 y 10. En los tramos 30 se promueve el uso de la bici, y los coches tienen una velocidad máxima permitida de 30 km/hr. Las áreas 20 y 10, priorizan en primer lugar el tránsito de peatones, segundo las bicicletas y tercero los vehículos.

Los segmentos antes descritos, están marcados en el pavimento, con un círculo rojo y números blancos. Las vías rojas son exclusivas de bicicletas. Algunas áreas comparten carriles con peatones. Mantente alerta en zonas concurridas, pues estos cruzan a través de las ciclovías.

Recuerda, en Barcelona, la bici es un vehículo más, es necesario respetar las normas básicas de tránsito como: detenerse en los semáforos, dejar pasar a los peatones, aparcar en los estacionamientos, circular en el sentido adecuado, entre otros.

La ciudad posee 200 km. de carriles bici, y 15.000 estacionamientos públicos de bicicletas. Para utilizarlos sigue las siguientes normas básicas:

  • Tomar el canal más cercano a la acera. Si puedes, ocupa todo el centro.
  • Está permitido llevarlas en el metro, tranvía y algunas líneas de trenes Renfe (excepto las de Bicing). En algunos casos y temporadas hay horarios para trasladarlas.
  • Busca itinerarios seguros, considera rutas que tienen poco tránsito; las zonas 30, son buenas aliadas.
  • Si hay mucha gente es recomendable bajar de la bici y caminar ese tramo.
  • No se permite llevarlas en autobús, por problemas de espacio.
  • No atar la bicicleta a los árboles, basureros u otras áreas sin demarcación.

El incumplimiento de las normas conlleva a multas. La municipalidad establece sanciones a los vehículos de movilidad personal de 100 €, que se incrementan dependiendo de la gravedad de la falta, y pueden llegar hasta 6.000 €.

Datos Útiles:

  • Consulta la normativa completa para andar en bicicleta aqui
  • Plano para andar en bicicleta por Barcelona
  • Estacionamientos para bicicletas en Barcelona.
  • Multas de la ley de tránsito aplicables a las bicicletas en Barcelona.

El ciclista en Barcelona

Aprovecha el desafío de transitar por la ciudad llevando ropa ligera, evita tejidos de algodón, usa camisas con bolsillos que permiten guardar tus documentos personales. Aplica tu protector solar antes de iniciar el paseo y usa los lentes de sol.

En esta ciudad, es necesario conocer y cumplir las normas establecidas del uso de bicicletas, y así comprobaras que es seguro moverse en bici por Barcelona.